CONSUMO DE ALCOHOL EN ADOLESCENTES

¿CUANDO ES EXCESIVO EL CONSUMO DE ALCOHOL ENTRE ADOLESCENTES?


El consumo de alcohol por parte de los adolescentes es un tema que abordamos en algunas publicaciones anteriores. Actualmente, este problema preocupa bastante a los padres y a las personas que están en contacto con adolescentes, pues el consumo desmedido de alcohol parece haberse normalizado entre los más jóvenes.

Una de las cuestiones que más nos plantean los padres en la consulta es de qué manera pueden saber o detectar si su hijo está llevando a cabo un consumo excesivo de alcohol.

Nuevamente tenemos que añadir que no existe una fórmula clara que nos pueda hacer saber en todos los casos si nuestro joven está abusando de la bebida.

No obstante, existen algunos indicadores a los que podemos prestar atención, y que nos darán pistas sobre si el chico está consumiendo alcohol y qué clase de consumo está llevando a cabo.

¿Qué pueden hacer los padres para saber si su hijo consume alcohol?

En primer lugar, es importante que los padres sepan a qué sitios acude su hijo cuando sale el fin de semana. La mayor parte de los adolescentes y jóvenes suelen acudir a discotecas (normalmente si son mayores de edad) o botellones. Se podría decir que actualmente, en la mayoría de los lugares en los que se reúne una cantidad importante de gente joven, el alcohol está presente. Por tanto, si se tiene conocimiento de que el chico suele frecuentar ese tipo de lugares, hay una mayor probabilidad de que consuma alcohol.

Por otro lado, también es bueno observar al chico cuando regresa a casa después de haber salido, para ver si muestra algún signo de haber consumido alcohol: forma de hablar, ojos, posible olor a alcohol, etc. Algunos adolescentes evitan acercarse a sus padres cuando llegan a casa o pueden también comer chicle si quieren disimular el olor a alcohol.
Mientras que los padres hacen esfuerzos por observar algún indicio de consumo de alcohol, la tarea del adolescente es precisamente la de ocultar esos indicios.

Otra cuestión a tener en cuenta puede ser el controlar la cantidad de dinero que el chico gasta cuando sale. No obstante, esto no siempre es fiable ni efectivo, pues en algunos supermercados pueden encontrarse botellas de alcohol a un precio de 6€. Teniendo en cuenta que los chicos suelen compartir la bebida con 2 ó 3 chicos más, esto no supone un gran gasto de dinero que los padres puedan percibir.

Otra manera de poder saber si el adolescente está consumiendo alcohol es a través de las redes sociales. Hoy en día los chicos suelen publicar buena parte de las cosas que hacen. Por ello, si se tiene acceso a redes sociales como Instagram (la más usada por los adolescentes en la actualidad), es probable que los padres puedan llegar a comprobar si su hijo está consumiendo alcohol.

Todas estas ideas nos pueden ayudar a tener un mayor conocimiento sobre si el adolescente consume o no consume alcohol. Pero es importante diferenciar entre el uso, abuso y dependencia que se puede tener del alcohol. El uso de alcohol por parte de un adolescente es un problema que los padres deben tratar de detener con el objetivo de que no derive en un abuso o una dependencia, las cuales acarrean circunstancias más graves.

¿Cómo pueden saber los padres si su hijo tiene un problema de abuso o dependencia de alcohol?

Como ya se ha comentado en líneas anteriores, cuando hablamos de abuso o dependencia del alcohol, nos referimos a circunstancias más graves.

Si el chico está abusando o tiene una dependencia del alcohol, los padres podrán observar algunas señales. Por ejemplo, que vuelva a casa más tarde de la hora establecida, o que pase mucho tiempo en la calle (salidas entre semana). Volvemos a hacer hincapié en que es importante observar en qué estado llega el adolescente cuando vuelve a casa. Si llega ebrio, es importante plantearse que pueda estar llevando a cabo un consumo problemático.

Por otro lado, también puede darse una disminución del rendimiento escolar, aumentando el número de asignaturas suspensas y las faltas a clase. El bajo rendimiento escolar puede ser una alerta sobre distintos problemas que puede tener el adolescente, y el consumo problemático de alcohol es uno de ellos.

Por último, en los casos más graves, también puede que se observe en el chico una actitud más agresiva en casa, ya sea física o verbal.

Todas estas señales, en conjunto o por sí solas, pueden ser indicativas de un consumo problemático de alcohol.

Pero también pueden ser indicios de consumo de alguna otra sustancia u otro problema que pueda estar presentando el menor.

En cualquiera de los casos, si el chico presenta algunos de estos comportamientos, es importante que los padres se pongan en manos de profesionales. Fte autorizada por Autor: Dr. Félix Reina


La edad de inicio en el alcohol es muy temprana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.