GROMMING

Educar es vivir

LOS MENORES SE ENFRENTAN A UNOS NUEVOS DESAFÍOS TECNOLÓGICOS


Introducción

El grooming es el conjunto de acciones que realiza una persona adulta sobre un menor a través de las nuevas tecnologías con una finalidad sexual. También conocido como acoso sexual, el objetivo de este tipo de actos puede ir desde la obtención de imágenes en situaciones sexuales hasta el intento de establecer un encuentro con el menos para abusar de él.

Conceptos generales

¿Quién puede sufrirlo?

Cualquier persona que tenga acceso a internet puede sufrir acoso sexual. Es importante concienciar a los menores sobre el riesgo que supone compartir en internet o enviar por móvil imágenes íntimas o comprometidas, ya que puede tener consecuencias no deseadas y pueden llegar a difundirse entre los familiares, profesores, etc.

Existen diferentes tipos de acosadores, entre los que podemos destacar:

– Acosador directo: el acosador accede a chats, foros y redes sociales para identificar a menores y establecer contacto. Una vez que entabla relación con la víctima les realiza propuestas de índole sexual, les pide imágenes o presiona para que conecten la cámara web.

– Acosador oportunista: Elije a sus víctimas por fotos visualizadas previamente en internet  y las convierte en su objeto de acoso. Realiza chantajes, con la amenaza de difundir imágenes por internet.

– Acosador específicos: Su objetivo es obtener imágenes sexuales del menor y establecer contacto sexual con él. Se trata de un pedófilos que dedica tiempo a una primera fase de acercamiento, para ganarse progresivamente la confianza del menor.

Fases del acoso

– Enganche: en esta primera fase el acosador hará preguntas sobre la edad y localización, e intentará conocer sus gustos para adaptarse a ellos y generar identificación.

– Fidelización: en esta fase el acosador querrá asegurarse que el menor quiere seguir hablando con él. Conversará sobre temas de interés de la víctima, intentará que está le hable de su situación familiar, relaciones, para convertir a la víctima en su confidente.

– Seducción: El acosador  utiliza toda la información para seducir y manipular. Aparecerá el sexo en las conversaciones, las fotos, la cámara web, etc.

– Acoso: El acosador en esta fase ya dispondrá de información suficiente con la que chantajear, amenazar y manipular al menor para establecer una relación sexual.

Consejos para prevenir el grooming

– Rechazar los mensajes de tipo sexual.

– Utilizar perfiles privados en las redes sociales.

– Al subir una foto en las redes es importante asegurarse de que no tiene componente sexual.

– No aceptar en la red social a personas que no hayas visto físicamente y a las que no conozcas bien.

– Mantener el equipo seguro, utilizando programas para proteger el ordenador,

– Utilizar contraseñas realmente privadas y complejas.

– Si se ha producido una situación de acoso, guarda todas las pruebas que puedas.

– Si se ha producido una situación de acoso no cedas ante ningún chantaje.

Internet puede suponer riesgos para los jóvenes, darles las información y herramientas necesarias para combatir este tipo de actos es esencial en plenos auge tecnológico.

Conoce nuestro proyecto y todo lo que hacemos. Bienvenid@

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.