EL FRAUDE SILENCIOSO DE LOS CENTROS Y SUS TRATAMIENTOS

CÓMO ACUDIR A UN BUEN CENTRO Y NO SER ENGAÑADOS


INTRODUCCIÓN:

Esta historia fue publicada originalmente en este portal como parte de la investigación La estafa de la rehabilitación sobre la oscura industria de tratamiento de adicciones en Estados Unidos. Los Blake agotaron sus ahorros para la jubilación, junto con los fondos universitarios para Sean y su hermano menor.

“Si hubiera sobrevivido, habríamos dicho que era dinero bien gastado. No hay duda”, me dijo Kim entre lágrimas.

Pero ninguno de los tratamientos funcionó. En agosto de 2017, Sean murió de una sobredosis de drogas con alcohol y fentanilo, un opioide sintético. Tenía 27 años. Sean fue uno de los cientos de miles de víctimas de una epidemia de opioides que comenzó en la década de 1990. Su fallecimiento fue parte de un hito sombrío: el año con más muertes por sobredosis de drogas registrado en Estados Unidos, con más de 70,000 personas fallecidas solo en 2017. Las familias están desesperadas por evitar este destino. En los últimos meses, he hablado con muchos que tienen sus propias historias trágicas de un ser querido muerto por adicción. Cada uno de ellos ha gastado decenas de miles, si no cientos de miles de dólares, en el tratamiento de adicciones.

Tú eres valiente

CONSEJOS IMPORTANTES:

11 preguntas que vale la pena hacer a cualquier centro de tratamiento que usted o un ser querido esté investigando:

  • ¿Diagnostica y trata afecciones de salud física y mental, además de la adicción? El consumo de drogas puede causar problemas de salud físicos, y la adicción puede coexistir con diferentes problemas de salud mental. Si no se tratan así, la recuperación puede ser mucho más difícil, si, por ejemplo, una persona usa drogas para automedicarse la depresión o la ansiedad.
  • ¿Incluyen medicamentos para la adicción en su programa de tratamiento y qué papel juegan? Se ha demostrado que los medicamentos como la metadona y la buprenorfina producen mejores resultados y mantienen mejor a las personas que reciben atención para la adicción a los opioides. Algunos medicamentos también funcionan para la adicción al alcohol. Si un programa rechaza medicamentos en general o para cualquier cosa que no sea desintoxicación, eso es una señal de alerta. En particular, tenga cuidado con la retórica estigmatizante sobre los medicamentos que “reemplazan una droga por otra”. Los programas deben usar medicamentos —cuando sea necesario— para la terapia de mantenimiento a más largo plazo.
  • ¿Qué hacen para asegurarse de que alguien se recupere a largo plazo? La recuperación puede llevar años o incluso décadas. Las recaídas son comunes. Debe haber un plan —desde pacientes ambulatorios intensivos hasta psicoterapia— para lo que viene después de un tratamiento inicial. Si un programa promete una cura después de un período de tratamiento, es una gran señal de advertencia de que no se toman en serio la recuperación a largo plazo.
    Un buen centro no tiene por qué destrozar tu economía
    No te dejes engañar
  • ¿Cómo manejan la recaída o el uso continuo de drogas? Existen razones legítimas de seguridad para prevenir y detener el uso de drogas en las instalaciones de tratamiento, pero los expertos dicen que las recaídas no deben usarse como justificación para dar de alta a un paciente. En cambio, la recaída es una señal de que alguien realmente necesita más tratamiento. Es importante asegurarse de que las instalaciones trabajen con las personas que tienen recaídas y, si es necesario, que las conecten con niveles más altos de atención.
  • ¿Cuál es su tasa de éxito? Los tratamientos para la adicción generalmente tienen éxito entre el 50% y el 60% de las veces. Si un programa afirma una tasa de éxito del 80% o más es probable que no estén siendo honestos con usted. Descubra cómo los centros de tratamiento analizan sus resultados y tenga cuidado con promesas poco realistas. Al final, los expertos dicen que la mejor respuesta a esta pregunta es la honestidad: admitir que el éxito y lo que eso significa varía de un individuo a otro.
  • ¿En qué tipo de tratamientos se enfocan? Busque tratamientos basados en evidencia como medicamentos, terapia cognitivo-conductualentrevistas motivacionales y manejo de contingencias. Tenga cuidado con los enfoques con poca o ninguna evidencia, como la terapia equina, la terapia natural y los enfoques de confrontación. Pregunte qué evidencia tienen las instalaciones para lo que hacen y tenga cuidado con las prácticas que están respaldadas por pocos o ningún estudio publicado en revistas científicas.
  • ¿Detectan qué nivel de tratamiento es necesario? No todos necesitan rehabilitación residenciales. De hecho, los expertos dicen que más del 80% de las personas que luchan contra la adicción probablemente no la necesitan. Los programas deben evaluar qué nivel de atención es requerido, utilizando pautas formales como los criterios de la Sociedad Estadounidense de Medicina de Adicciones. Los diferentes niveles de atención, incluidos los pacientes ambulatorios, deben tratarse como opciones legítimas. Si una instalación de tratamiento insiste en un enfoque único para todos, es muy probable que algo esté mal.
  • ¿Cuentan con profesionales médicos con licencia dentro de su personal? Puede solicitar una lista de personal a tiempo completo. Busque médicos, enfermeras practicantes y asistentes médicos. Si nadie en el personal tiene el tipo de certificación que esperaría en el consultorio de un médico, eso es un gran motivo de preocupación.
  • ¿Están vinculados a un sistema de salud más amplio? Una conexión a una red hospitalaria u otro sistema de atención médica puede ser un signo de calidad, ya que esas instalaciones generalmente tienen un estándar más alto. También puede mejorar el acceso a otras necesidades de atención médica. Si un lugar no forma parte de una red de atención médica más amplia, al menos debería tener relaciones con otros sistemas de atención médica para poder referir a los pacientes.
  • ¿Qué seguros médicos aceptan y qué tan duro trabajan para confirmar que el tratamiento esté cubierto? Esto no solo puede ahorrarle dinero, sino que puede ser una señal de que es más probable que el centro de tratamiento sea legítimo. Si tiene conexiones con compañías de seguros de salud puede ser una buena señal.
  • ¿Están acreditados? La acreditación de la Comisión Conjunta y la CARF (Comisión de Acreditación de Instalaciones de Rehabilitación, por sus siglas en inglés) no es una garantía de éxito, pero sugiere que la instalación al menos cumple con algunos estándares de referencia y está abierta a cierta rendición de cuentas.

FTE original: Este artículo fue traducido al español por César Segovia y editado por Lorena Arroyo.

Colabora con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.