¿Qué es la codependencia?

La situación creada en la familia cuando uno de los miembros padece una adicción, termina por afectar de forma importante a la vida de todos los que conviven con él, de manera que el adicto no es el único que está enfermo, sino que todas las personas más allegadas a él estarán siendo afectadas emocionalmente.

En la vida algunas veces se gana, otras veces se aprende. Aquella escena de engaño y crueldad con quien no lo merece, mi madre, debía suponer un punto de inflexión, pero no es fácil luchar contra una enfermedad así. De esa recaída había que aprender y el centro de salud mental se hizo cargo de mi situacion. Porque lo que mas importa no es cómo caes, sino cómo te levantas. Eso es lo más difícil. Lo mejor de la vida no son cosas, son sentimientos;  no se compran, se obtienen gratis;  no se venden, se regalan. Y cuando sufren esas madres, conyuges, hijos o amigos, esas personas se convierten en codependientes de una enfermedad de otros. Muchas veces no saben cómo ayudar y muchas veces, el engaño y las paradojas y mentiras de la adicción los descoloca.

Las drogas son armas de destrucción masiva. Ellas destruyen tu tiempo, tu memoria, tu respeto y tu autoestima. Toda adicción surge de una negativa inconsciente a enfrentar el dolor y salir de él. Yo no quería hacer sufrir a mi madre, ni quería sufrir yo mismo. Toda adicción comienza con dolor y termina con dolor. “Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos,” decía ya Confucio hace siglos. Los codependientes sufren por el dolor al que el adicto  les somete, pero son también la fuente de ayuda que el adicto necesita para salir del infierno.  Consumir drogas no te hace moderno y libre, te hace débil y esclavo. La mejor “droga” es la que se produce cuando puedes girar siendo pequeño en los brazos de quien te ama, cuando el olor del aire es captado por tus pulmones limpios de substancias extrañas, cuando tu sangre recorre tu organismo de forma pura y cuando puedes amar y ser amado sin engaños. No hagas de tu cuerpo la tumba de tu alma.

Sintomas de codependencia

La codependencia puede ocurrir en cualquier persona que está en contacto con la adicción de otra persona, ya sea un familiar, amigo, compañero, pareja o alguien cercano que sufra de adicción. La principal característica del codependiente es su hipertolerancia, capacidad de soportar emociones o situaciones que otras personas no tolerarían por un tiempo prolongado. Dentro de las actitudes que surgen en la codependencia aparecen:

  1. Sobreprotección (responsabilizarse por el bienestar de los demás, mentir por otros…)
  2. Necesidad de control (vigilar, corregir, cambiar a los demás…)
  3. Rescatar (liberar de los problemas a los demás)
  4. Pérdida de límites (¿Hasta dónde me corresponde? Incapacidad de decir no. Renuncian a sus propias necesidades, etc.)
  5. Baja autoestima (miedo al abandono, inseguridad, etc.)
  6. Tolerancia alta («aguantan» y toleran actitudes de otras personas. Permiten que se les invada)
  7. Funcionamiento en espejo (por ejemplo: Si él o ella está bien, yo estoy bien; pero si está mal, yo estoy peor)

Yo siempre quería evitar el dolor de mis seres queridos. Aceptar que supiesen la verdad, me supuso un enorme dolor y un desafío. Pero solamente rindiéndose ante la evidencia de la gravedad de mi enfermedad, podría obtener el éxito. El dolor de los mios me hería donde más duele: en mis afectos mas nobles. Solamente aceptando la realidad y no los deseos de control por uno mismo es cuando se puede salir adelante. Es aterrador ver cómo el adicto controla a la familia. La familia grita, llora, implora, reza y el adicto continúa consumiendo.

Los adictos son impulsados al progreso de la enfermedad cuando la familia es incapaz de hacerle frente a la ansiedad causada por el adicto. Esto es, en efecto, parte de la enfermedad. Sin formación especial, ni el adicto ni su familia son capaces de enfrentarse a la realidad. La familia debe evitar el enojo y la ansiedad pues estos contribuyen al progreso de la enfermedad. Los miembros de la familia deben aprender a enfrentarse a sus propios problemas antes de que cualquier efecto de los mismos llegue al adicto. La ayuda más indicada que requiere el adicto es ajena a la familia: de profesionales, psicólogos, terapeutas, etc., El adicto puede seguir negando que tiene un problema e insistir en que no necesita ayuda mientras que la familia le proporcione un escape automático de las consecuencias de su conducta. La ayuda para el adicto y para la familia debe ser solicitada fuera del círculo de parientes y amigos, preferiblemente debe venir de personas entrenadas en esta área de trabajo.

¿Qué puede hacer el codependiente?

. – No permita que el adicto mienta

. – No acepte que el adicto se pase de listo

. – No deje que el adicto lo explote o lo domine

. – No acepte promesas

. – No pierda su temperamento ni consienta en destruirse

. – No cubra las consecuencias de la conducta del adicto.

. – No permita que al adicto consuma en casa de usted.

. – No preste dinero ni vehículos al adicto.

. – No delegue responsabilidades económicas al adicto

[button text=»Cómo solucionar un problema de codependencia» color=»alert» size=»large» depth=»5″ depth_hover=»5″ expand=»true» icon=»icon-checkmark» link=»https://www.quiero-puedo.com/eliminar-otros-trastornos-adictivos/»]

By Diego Calvo Merino

Teólogo especialista en adicciones. Educador

14 thoughts on “CODEPENDIENTES”
  1. Hace cuatro meses que salgo con alguien que hizo un tratamiento y lo terminó pero a la primera discusión entre nosotros volvió a consumir. Primero me enojé y luego le dije que podíamos seguir viviendo juntos, luego de 6 días de abstinencia él se fue y no ha vuelto hace tres días. No sé si aceptar que vuelva o decirle que no quiero volver a verlo. Lo amo y quiero ayudarlo pero no quiero hundirme con él. No tiene dónde vivir porque nadie más lo acepta, a todos decepciona. Sé que él me ama también, qué puedo hacer concretamente para ayudarlo?

    1. aquí expresa claramente que pasarás a engrosar las filas del codependiente si lo aceptas en tu casa, tan enfermo como él, lo clásico es que tiendan a manipular desde lo afectivo, victimisándose y haciendo que te sientas culpable, en cierto modo si no accedes a ayudarlo como y cuando ellos te reclamen. caerás en una relación totalmente enfermiza, no solo por el consumo sino en lo afectivo, tu ya expresaste que te compadeces porque el siempre decepciona a todos. LO LÓGICO ES QUE RECURRAS A AYUDA PROFESIONAL si es que sigues con él , pero ten en cuenta que solo se puede ayudar a quien quiere y se deja ayudar de forma correcta, de los contrario estarás atada al ancla del TITANIC

  2. Tengo un hermano adicto yo decidí dejarlo de ayudar se porta grosero conmigo y no acepta q esta mal, mi madre sufre mucho y lo defiende diciendo q esta loco y trata de q yo intervenga en la situación de él, yo me siento mal por mi madre no se q hacer con ella, y no se si intervenir nuevamente con mi hermano ya q el no acepta q esta mal siempre niega su adicción cuando es evidente perdió su hogar por la adicción ahoea está más metido en la droga, por favor dame un consejo de como poder ayudar. Gracias

    1. Me pasa lo mismo que a ti, mi mamá dice que no cambia porque ya está loco, pero no es verdad. Estoy muy desgastada emocional, física y económicamente. Siento que esto no tiene fin, mi mamá me busca porque soy su único apoyo, solo somos nosotros tres, pero ya no tengo nada que ofrecer, estoy agotada, pero no puedo soltarlos la culpa no me deja.

  3. Yo vivia con un hombre que era adicto a la marihuana, en el inicio de la relacion se metia cocaina, crack, heroina y alcohol le pedi que dejara el alcohol y lo dejo, despues yo me drogue con el pero yo no queria encerrarme en ese mundo y le dije que ya no lo haria que si queria seguir en eso seria sin mi y lo dejo, era cariñoso y amoroso conmigo pero de repente explotaba por cualquier cosa y me gritaba horrible y en una discusion se enojo tanto qie se fue por un mes regreso despues sin ropa sin nada y habia robado en el lugar donde trabajaba el me dijo que solo habia ingerido alcohol y cero droga y le crei y lo acepte de vuelta creyendo sus promesas de cambiar pero a las pocas semanas se volvia a poner violento y comenzo a romper cosas en la casa y despues de las discusiones se iba por tres dias regresaba todo sucio y siempre perdia lo qie se llevaba consigo y cuando volvia yo lo recibia no qieria dejar a una persona qie cuando estaba calmada era tan amoroso conmigo en este transcurso seguia consumiendo hierba y despues de cada discusion tomaba alcohol el y yo fumabamos hierba pero tambien comence a sentir que no estaba vien y le dije que lo dejaramos poco a poco lo cual el no queria , hace unos dias despues de una discusion lo corri de casa regreso y lo acepte de nuevo ppr que accedio a ir a terapia donde un psicologo el cual le dijo qie debia dejar la marihuana el acepto y dijo que se sentia bien q queria hacer ejercicio y recuperar sus kilos pero a los 12 dias lo cache con olor a hierba le reclame y dijo qe no lo haria a escondidas mio de nuevo y al sigiente dia lo volvio a hacer mientras yo salia de casa y aun le dije que si preferia a su bebe por que estoy embarazada de 6 meses o la hierba y me dijo q lo ponia entre la espada y la pared la verdad lo odie y lo corri de nuevo pero no se por que me siwnto culpable, sera que nunca ha dejado de consumir las otras sustancias o que pasa estoy muy desesperada

  4. Hola tengo un hijo adicto alas drogas tengo muchos años batayando con el lo an visto varios sicologos y siquiatras a estado en varios centrosde reabilitacion pero nada mas esta bien empieza a manipularnos ami hijo pequeño de 12 años y ami y mi pareja siempre me ase sentir culpable de todo lo que pasa hoy en dia ya se le iso costumbre robarme cosas para venderlas y tener para la droga no trabaja y empieza a desirme que no lo quiero que nunca lo e apoyado si e gastado asta lo que no tengo en el hoy me robo de nuevo aun sabiendo que estoy en cama enferma con todo el dolor de mi corazon lo eche ala calle que dios lo cuide y lo bendiga pero ya no puedo mas tengo 10 años sufriendo porel pero tambien tengo un hijo de 12 años al cual todabia le agomucha falta

  5. Que pasa cuando el adicto muere, como se maneja la pérdida, con el codependiente. Mi hermano ha muerto y ahora temo por mi madre que se quedó sin su niño y sin el trabajo adicional que le suponía su adicción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.