Mar. Mar 2nd, 2021
Bienvenid@s a nuestro campus sobre adicciones

Cómo manejar el impulso pornográfico involuntario


¿Qué es la masturbación adictiva?

Una acción que consiste en un conjunto de síntomas tanto físicos como psicológicos que indican que el individuo continúa practicándola a pesar de no querer hacerlo. Hablamos siempre que se presenta un problema adictivo no juzgamos los beneficios de una posible masturbación saludable. A pesar de los prejuicios y la desinformación que ha existido sobre este tema, la masturbación es una forma de experimentar la sexualidad muy común y bastante generalizada. La masturbación puede acompañar a hombres y mujeres hasta sus últimos días y ser un elemento terapéutico en el abordaje de las disfunciones sexuales. El hecho de que un ser humano pueda empezar su vida sexual adolescente con toda su potencia y sin culpa es una cuestión del mayor interés público y social. El ser humano está desprotegido pues la sexualidad es el primer objetivo del ataque de la cultura. Nos encontramos con una cultura que por un lado prohíbe ya desde la infancia la sexualidad expresada por la masturbación, pero esta prohibición termina atentando contra la cultura: el cúmulo de neurosis y otras patologías que deja la represión sexual nos lleva a un verdadero problema ecológico de la mente.

Síntomas en una masturbación adictiva:

  • Complicaciones psicológicas y sentimientos de culpa e impotencia debido a la imposilidad de dejar este vicio, muchos hombres y mujeres adictos a esto incluso han pensado en quitarse la vida en algún momento.

  • Aislamiento social: muchas personas adictas disminuyen su actividad social con compañeros de estudio o trabajo, amigos, pareja y familiares por pasar horas sumidos en su vicio. Muchos pasan horas y horas sumidos en la masturbación, en su cuarto, baño o incluso en baños públicos porque la situación es incontrolable. Otros incluso han llevado su adicción a tal nivel que rompen los bolsillos de sus pantalones para masturbarse constantemente incluso en la calle, siendo así rechazados.

  • Problemas para entablar relaciones amorosas: este tipo de personas tiene una visión disociada de la realidad de la vida sexual en pareja, por ende NO logran satisfacerse a sí mismos a través de la sexualidad normal en pareja, ni tampoco logran satisfacer a sus compañeras (os), por lo que caen en un aislamiento o por el contrario a la búsqueda de múltiples parejas o incluso prostitutas para poder tratar de llenar su vacío interno. Estas son personas que solo se enfocan en el sexo para una sola noche, ya que dada la patología que padecen generalmente no logran satisfacer plenamente a sus parejas, debido a falta de apetito sexual en pareja y su enfoque en el objetivo final(el orgasmo) y no en el proceso como tal. Generalmente no son buenos amantes pues no se preocupan por el proceso de la sexualidad conjunta.

¿Cómo puedo saber si tengo un problema de adicción?

+ Si ha aumentado en frecuencia o cantidad con el paso del tiempo…

+ Si has tenido consecuencias físicas, psicológicas, legales o laborales…

+ Si forma gran parte de las discusiones familiares o de pareja…

+ Si se lleva gran parte de tu tiempo y de tu dinero…

+ Si intentas ocultar las consecuencias o mientes…

+ Si has intentado dejarlo varias veces y no has podido…

+ Si te dices “sólo será una vez más” y acabas haciéndolo más veces…

+ Si te lleva a cometer irresponsabilidades

probablemente tengas un problema de abuso o adicción

Las características principales de una adicción son:

  • Incapacidad para mantener la abstinencia: La persona puede ser capaz de controlar por temporadas o hacerlo de manera controlada (falacia de control) pero siempre vuelve a recaer de una manera perjudicial y destructiva.

  • Deterioro en el control de la conducta: La persona incumple responsabilidades concretas: llega tarde o no va a trabajar, no recoge a los niños del colegio, no acude a citas sociales, abandona de actividades anteriormente gratificantes, deja de alimentarse adecuadamente, etc

  • Dificultad para afrontar los problemas significativos: La persona con adicción a drogas tiende a evitar enfrentarse a los problemas de la vida, lo que hace que se agraven y por lo tanto su autoestima se vea también afectada. Por otro lado, va perdiendo capacidad para enfrentarse a los problemas cotidianos y a reaccionar con mayor frustración e irritabilidad ante éstos.

  • Tendencia al aislamiento en las relaciones sociales y personales: La persona con adicción a drogas ha deteriorado su red social y familiar como consecuencia de sus consumos o la ha reducido exclusivamente a aquellas personas que le permiten consumir.

  • Reacciones emocionales disfuncionales o exageradas: El adicto a drogas puede no reaccionar ante un hecho con una carga emocional muy fuerte, muerte de un familiar, por ejemplo, o hacerlo de forma exagerada ante un hecho sin mucha importancia.  En cualquiera de los dos casos, su reacción no corresponde con la carga emocional del hecho.

Si crees que tienes problemas con la masturbación adictiva pero no sabes cómo solucionarlo, en quiero-puedo.com podemos dar respuesta a todas tus dudas, y valorar si estás en una etapa de abuso o si existe una adicción y cómo tratarla.

8 thoughts on “Cómo detectar la masturbación adictiva”
  1. Yo tengo audición a masturbarme. Es así desde que tenía 14. Y ahora tengo 20. Ha sido un problema siempre. Pues he querido dejarlo. Pero se siente como si fuera la única cosa que me hace sentir algo. Entonces, aunque trato de dejarlo, me pregunto a mí mismo: sin ésto, qué soy? Por eso cuando recaigo, lo hago bastante. Es como si todas mis culpas y ansiedades (mi batalla para dejarlo) se viera reducida a qué en el momento que eyaculó, mi mente deja de sentir y solo me dejó llevar por las emociones depresivas y me rindo a la vida. Justo ahora, estoy pensando en morir. Porque sin importar qué haga para dejarlo, esto es todo lo que tengo. Mis penas. Y el hecho de que haya acabado de masturbarme sobre la cama de mi abuela hace un minuto, con ella en el otro cuarto, no es lo peor. Es que ya no controlo mi mi mente ni mi cuerpo. Es como un estado de estrés postraumático. Mi cuerpo se excita y eyacula a cada rato, sin que yo haga nada. Estoy atrapado en la sensación de estar a punto de eyacular constantemente. Por eso veo cosas sexuales en todas partes. Como semen en el café o en la ropa. Entonces, solo un pensamiento sexual o un roce es suficiente para venirme sin tocarme. Y cuando terminó, el ormigeo sigue ahí. No tiene final. Me siento horrible. Pero no puedo hacer nada. Me gustaría saber: hay algo que pueda hacer o debo matarme definitivamente en este punto. Gracias por su atención.

  2. Soy Lautaro, tengo 27 años. Empecé a masturbarme a los 15 años, pero tuve mi primer relación sexual a los 21, con tal persona lo hicimos solamente 4 veces y en ninguna pude eyacular porque en mi cabeza solo estaba el deseo de eyacular para sentirme satisfecho sexualmente en lugar de disfrutar del momento, luego (pienso yo) terminamos la relación de solo amantes (yo no tenía pareja) porque creo que ella se frustró pensando que no me gustaba ya que no podía hacerme eyacular, habiendo probado inclusive con sexo oral. Más adelante tuve otra relación íntima con otra mujer y tampoco pude. Hasta hoy en día tuve esas pocas relaciones íntimas, me sigo masturbando, quizás no tanto como antes pero al hacerlo me siento muy bien. El hecho es que mi personalidad creo que tiene algo que ver, ya que siempre fui un hombre tímido que no supo como tratar a las mujeres en el sentido de no saber como acercarme, como encarar, chamuyar, etc.
    Puede tener que ver que muchas veces quise tener algo serio y pensaba solo en eso e iba muy de golpe con los detalles hacia las mujeres y terminaba asustándolas y me salía todo mal. A la vez me encantaba el sexo, siempre me gustó la pornografía y la mayoría de las cosas que se ven en los videos, y pasaba que terminaba queriendo todo junto, y cuando si me acercaba a una mujer siendo detallista en los momentos de acercamiento terminaba siendo muy acelerado como queriendo que pase todo rápido, tener el noviazgo y tener relaciones sexuales en el mismo momento y sin importar el lugar, y también terminaba todo mal.
    Hoy en día perdí el interés en querer algo serio y solo pienso en sexo, aunque no las 24 hs., pero también siento miedo de que si se me da la chance de intimar pasar por lo mismo y no terminar pudiendo disfrutar del momento, aunque es algo que me encantaría que pasé luego de casi 6 años de no tener relaciones sexuales. Digamos que siento mucha impotencia de que esa parte de mi vida siga de la misma manera, quizá yo tenga gran parte de la culpa, sino es que toda. Pero bueno, son tantas cosas juntas en muchos años que no hablo con nadie, y pienso que por eso sigue todo así. Es un hecho que me encantaría poder acercarme a las mujeres y que me salga algo bien, pero nunca supe manejar ningún tipo de situación, desde mi timidez y siguiendo con todo lo demás. Escribí demasiado, espero no haber causado molestias, muchas gracias y saludos!!!

  3. Yo empecé con la mansturbacion desde que empezó la pandemia el no salir me afectó y termine como un chihuahua urgido pero no me afecta en el estudio para nada saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on telegram
Llámanos
Share on whatsapp
Consulta
Confía en mi experiencia