Dom. May 16th, 2021
Bienvenid@s a nuestro campus sobre adicciones

EL CAMINO HACIA LA IMPULSIVIDAD


Un estudio realizado por investigadores del Centro Alem√°n de Estudio de Adicciones revel√≥ que un 2,6 por ciento de ni√Īos presentan dependencia a las redes sociales


Si bien es cierto que el internet es una gran herramienta que permite comunicarnos e informarnos, ¬Ņqu√© sucede cuando esa gran ‚Äúbendici√≥n‚ÄĚ se convierte en una ‚Äúdesgracia‚ÄĚ principalmente para nuestros ni√Īos y j√≥venes? Las redes sociales tienen oficialmente una restricci√≥n de edad a la hora de crear cuentas a menores de 13 a√Īos, lo dif√≠cil para estas √ļltimas es que no tienen la capacidad de comprobar realmente la edad de sus usuarios.

En la actualidad, las redes sociales est√°n plenamente vinculadas a la salud mental infantil. Estas plataformas se han convertido en los espacios esenciales o m√°s bien decisivos a la hora de construir y establecer relaciones interpersonales, expresar enteramente sus emociones y aprender del mundo que les rodea.

Los ni√Īos y j√≥venes sienten una necesidad constante y absurda de tener el tel√©fono celular siempre a la mano, reside en ellos un af√°n constante por calcular y aumentar su ‚Äúpopularidad‚ÄĚ por medio de los likes que reciben, los seguidores que adquieren o pierden y la frecuencia con la que suben contenido.

Es incre√≠ble c√≥mo las redes sociales generan un impacto a nuestra juventud, pero en la mayor√≠a de casos ‚Äúnegativo‚ÄĚ. Cerca de un 37 por ciento de ni√Īos empiezan a establecer tan alta dependencia por su tel√©fono celular a tal punto de tener s√≠ntomas como depresi√≥n, ansiedad, enojo, si llegan a ser alejados de estos.

Ni√Īos entre 10 y 12 a√Īos, quienes se ven m√°s vulnerables a la hora de navegar en las redes sociales, no calculan el riesgo al que se ven expuestos al compartir fotos e informaci√≥n privada. Si bien es cierto que la mayor parte de sus contactos son compa√Īeros de colegio y/o amigos del barrio, existe gente sin escr√ļpulos, llena de perversi√≥n, que quiere aprovecharse de la inocencia de nuestros ni√Īos. Es all√≠ donde los padres adquieren un papel importante: estar al pendiente de sus hijos, revisar su actividad en redes y limitar o suprimir el uso de estas.

Nuestros ni√Īos y j√≥venes necesitan aprender que su privacidad en internet es tan sagrada como la de la vida real. Por eso los padres deben poner en pr√°ctica actividades junto a sus hijos que les permitan establecer una conexi√≥n llena de confianza y amor, de igual forma esto les ayudar√° a desconectarse en gran medida del mundo virtual, para as√≠ poder emplear un buen manejo de ocio y tiempo libre, lo cual ser√° esencialmente positivo para el desarrollo de su identidad. Fte: √Āngela Viviana P√©rez Nontien

DESCARGA ESTOS PRIMEROS PASOS Y PREGUNTAS
Share on telegram
Ll√°manos
Share on whatsapp
Consulta
Confía en mi experiencia