Sáb. Ene 23rd, 2021
Bienvenid@s a nuestro campus sobre adicciones

EL PASTOR Y EL ADICTO

¿Cómo puede detectar un pastor que un chico o chica de su congregación presenta una posible adicción?

Para empezar debemos considerar que, en primer lugar, el propio pastor debe ser capaz de diferenciar  un comportamiento adictivo de una adicción y al mismo tiempo ser capaz de distinguir un consumo accidental de uno esporádico, problemático o enfermizo.

La historia del consumo y de la adicción no siempre ha viajado en el mismo tren. Se creía que la cocaína curaba la voz, que la heroína limpiaba el estómago o que la morfina aliviaría nuestros dolores sin ningún tipo de efecto secundario. Se inyectó LSD (ácido lisérgico) a genios matemáticos con el consentimiento de la sociedad norteamericana y se vivió en el pueblo de Woodstock un viaje adictivo que casi nadie predijo. Pero ¿y hoy?

No puedo fiarme de la opinión de un pastor porque normalmente y tras honradas excepciones, el pastor no está preparado para los desafíos que mencionábamos antes. No solo el pastor sino que la iglesia en su conjunto se apartaba de los adictos a los que consideraba responsables de su enfermedad, que digo responsables, se les tildaba de “viciosos, de irresponsables, de locos, de estúpidos” mientras que la ciencia poco a poco ha ido aclarando los conceptos y silenciando las voces condenatorias frente a un colectivo que necesita más ayuda y no tanta condenación, porque al fin al cabo son o han sido responsables del consumo pero no de la enfermedad. Unos la contrajeron y otros no.

Un líder de Iglesia debe conocer muy bien a sus adolescentes y lo primero, comprender el mundo en el que viven. No entenderlos a ellos mismos, sino a las cosas que son importantes para ellos. El líder de iglesia debe preocuparse por las actividades, por el mundo que envuelve al adolescente y por lo que hacen antes que por ellos mismos si quiere poder después ganar cierto respeto y acceder a la nebulosa en la que viven.

Los tiempos que vivimos son tiempos tecnosféricos y ya no podemos hablar desde los “púlpitos” o desde los bancos fríos y lejanos de la homilética anticuada y estéril sino que son tiempos modernos donde la tecnología ha de aplicarse y ha de utilizarse. Normalmente los líderes de iglesia suelen llegar tarde a donde se les espera pronto y adelantarse a estudiar una situación en la que nadie les ha invitado y a la que además suelen acudir sin las vestimentas adecuadas. Si hay un problema adictivo difícilmente lo solucionarás llegando tarde y mal. A veces ni el joven es consciente de su adicción que aún no se ha manifestado pero que lo hará.

La ruptura entre jóvenes alegres y necesitados y pastores oscuros y orgullosos es una realidad demasiado frecuente.

¿Qué pasos podríamos tomar para cambiar esto?

  1. Involucrarme en las actividades que viven en mi iglesia y fuera de ella, es decir, involucrarme en sus vidas, en sus cosas, en los asuntos que me gustan más y en los asuntos que me gustan menos
  2. Informarme de lo que pasa alrededor del joven pero sin juzgarle. Si juega, si ve, si consume, si compra, si vende…cualquier acto debe ser comprendido primero sin ser juzgado y no al revés como suele ocurrir.
  3. Buscar apoyo e información emocional y valida no intelectual y fría. A veces saber lo que está bien o mal no sirve para solucionar un problema. Sabemos que las drogas son malas y nunca se ha dejado de consumir. Si el pastor no conoce de un tema ha de ser humilde y pedir, buscar información y dejarse aconsejar
  4. Buscar el apoyo del entorno del joven. Sus amigos, sus pequeños dramas y sus grandes batallas, interesarme de corazón, no por un sueldo o una obligación.
  5. Si tengo ganada su amistad, será más fácil que me cuente o que yo mismo encuentre un problema de adicción o un problema de comportamiento y será mucho más fácil acceder al “drama” del joven. Intentaré que la iglesia sea para el algo más que un edificio, algo más que unas doctrinas, algo más que un lugar que visitar. Intentaré que se sienta iglesia aun cuando tenga un problema adictivo. Eso de apartarlos al atrio por su “lepra” no se corresponde con la acción del Galileo.

En síntesis, un buen líder de iglesia sabe que todos somos vulnerables y que su congregación y en especial sus jóvenes necesitan referencias que comprendan, informen emocionalmente y prevengan desde la cultura del amor y del saber vivir acorde a los tiempos en los que vivimos, en los que todos vivimos.

REDES SOCIALES:

Algunos enlaces de interés: (Links for knowing me better😊) You can ctrl+click and opening

Ministerio sobre adicciones y ayuda

Conferencias en Avon Park EE. UU.

tesis fin de máster publicada sobre moralidad

https://www.facebook.com/Adiccionesyayuda/

Mi canal de Youtube

Mi portal de LinkedIn

Mi portal de Instagram

Mi portal de Twitter

Mi portal de SoundCloud

Mi portal de ayuda en Adicciones

Mi portal sobre mis libros

Conferencias en Lima sobre adicciones


ADMITAMOS LA REALIDAD


Muchos pastores luchan o han luchado contra la pornografía, e incluso los líderes de menor edad son los más propensos a caer en esta adicción, según un nuevo estudio.

“The Barna Group” dio a conocer los resultados esta semana, en base a un estudio en línea, que incluye 432 pastores adultos y 338 pastores jóvenes.

El informe revela que el 57% de los pastores adultos admitieron luchar actualmente o en el pasado contra este mal en comparación con el 64% de los pastores jóvenes. El 14% de los líderes de mayor edad dijeron que actualmente están sumergidos en este mal en comparación con el 21% de los líderes de menor edad.
Más de uno de cada 10 pastores jóvenes describieron su lucha como una adicción y uno de cada 20 pastores adultos también la consideran así.

La mayoría de los líderes religiosos que batallan contra la pornografía dicen que esto ha afectado negativamente su ministerio. Ochenta y siete por ciento de los pastores dicen que sienten mucha vergüenza por esto y el 55 por ciento dicen que viven en constante temor de ser descubiertos.

El estudio de Barna muestra una notable diferencia entre la forma en que los pastores y los miembros de las iglesias piensan en las consecuencias para los líderes que están consumidos en la pornografía. Más de 4 de cada 10 cristianos adultos piensan que las iglesias deberían despedir a los pastores que tienen esta adicción. En contraste, sólo el 8% de los pastores piensan que uno de sus colegas que usen porno debería dimitir. Ellos prefieren recibir consejería y rendición de cuentas.
Más de 9 de cada 10 pastores están de acuerdo en que la pornografía es un problema más grande o mucho más grande de lo que ha sido en el pasado. Más de la mitad de los pastores jóvenes encuestados dicen que han tenido un discípulo suyo que les ha pedido consejo para salir de esta adicción en el último año.

Fte: http://www.noticiasdelfin.com/


NO MIRAR A OTRO LADO


OBSERVEMOS solo en EEUU: Una nueva encuesta nacional dirigida a hombres cristianos revela estadísticas alarmantes que revelan altas tasas de consumo de pornografía y adicción, además de la infidelidad sexual desenfrenada entre hombres cristianos que están casados.

La encuesta 2014 fue encargada por una organización sin fines de lucro llamada Proven Men Ministries –Ministerio Hombres Probados– y conducida por Barna Group que obtuvo una muestra representativa a nivel nacional de 388 hombres adultos identifican a sí mismos como cristianos.

Las estadísticas para los hombres cristianos de entre 18 y 30 años de edad son especialmente llamativas:

77 por ciento ha visto pornografía, al menos, una vez al mes
36 por ciento ve pornografía diariamente
32 por ciento admite ser adicto a la pornografía (y otro 12 por ciento piensa que lo es).

Las estadísticas para los hombres cristianos de mediana edad (edades de 31 a 49) no son menos inquietantes:

El 77 por ciento miró pornografía en el trabajo en los últimos tres meses.
64 por ciento miró pornografía por lo menos mensualmente.
18 por ciento admite ser adicto a la pornografía (y otro 8 por ciento piensa que lo es).
Incluso los hombres cristianos casados están siendo presa de la pornografía y de los asuntos sexuales extramaritales a un ritmo alarmante:

55 por ciento ha visto pornografía, al menos una vez al mes
35 por ciento tuvo un asunto sexual extramarital durante el matrimonio

“Estas estadísticas golpean y confirman lo que ya sabemos; que definitivamente hay un problema con la pornografía en los hombres cristianos pero que a la vez quieren dar un paso adelante con soluciones”, dijo Joel Hesch, que patrocinó la encuesta y es el fundador de Proven Men Ministries.

“El propósito de la encuesta no era para señalar con el dedo, sino para obtener una mejor comprensión sobre el alcance del problema de cómo obtienen un fácil acceso a la pornografía en esta era de Internet”, añadió.

“Es muy claro que la pornografía es uno de los mayores problemas no resueltos en la iglesia”, resaltó Hesch

De hecho, estas estadísticas alarmantes no se limitan a los que nominalmente se consideran cristianos.

Los que se identifican a sí mismos como cristianos nacidos de nuevo tienen luchas similares con la pornografía y asuntos:

95 por ciento admite que ha visto pornografía
54 por ciento ha visto pornografía, al menos, una vez al mes
44 por ciento vio pornografía en el trabajo en los últimos 90 días
El 31 por ciento tenía una relación sexual mientras estaba casado
25 por ciento ha borrado su historial de Internet para ocultar el uso de pornografía
18 por ciento admite ser adicto a la pornografía (y otro 9 por ciento piensa que lo es)


Iglesias Cristianas: Estadísticas de la Pornografía

• El 51% de pastores dicen que la pornografía en el Internet es una posible tentación, el 37% dicen que es una lucha actual. (Christianity Today, Leadership Survey ) (Cristiandad Hoy en Día, Encuesta de Liderazgo 12/2001)
• Más de la mitad de pastores evangelistas admiten haber visto pornografía el año pasado.
• El 20% de las llamadas recibidas en la Línea de Ayuda Pastoral son para ayuda con temas tal como pornografía y comportamiento compulsivo sexual.
• El 33% del clero admite haber visitado un sitio explícito en el Internet. De aquellos que han visitado unsitio pornográfico, el 53% ha visitado tales sitios “unas cuantas veces” durante el año pasado, y un 18% visita sitios sexualmente explícitos entre unas dos veces al mes y más de una vez por semana.
• El 29% de adultos cristianos renacidos en los Estados Unidos creen que es moralmente aceptable mirar películas que tienen un comportamiento sexual explícito. (The Barna Group)
• El 57% de pastores dicen que la adicción a la pornografía es el tema más dañino sexualmente para su congregación.
(Christians and Sex Leadership Journal Survey)


¿Cuál es la solución?  SUSCRIPCIÓN A YOUTUBE

Proven Men Ministries ha elaborado un poderoso recurso para que las iglesias ayuden a los hombres cristianos a recuperar su dignidad y la integridad sexual. Después de 20 años de liberarse de su propia adicción sexual, Hesch creó Proven Men Ministries y ha dedicado los últimos 15 años de su vida a ayudar a los hombres en todo el mundo para liberarse de la pornografía o la adicción sexual a través de un sistema basado en la Biblia que él creó, conocido como el camino seguro hacia la integridad sexual.

Si te interesa: CONTACTA AQUI


 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on telegram
Llámanos
Share on whatsapp
Consulta
Confía en mi experiencia