Se llama adicción al sexo al comportamiento o vivencia sexual excesiva. DESCARGA este artículo gratuito


Rebecca Barker es una madre británica de tres niños que estos días se ha convertido en la cara de una adicción de la que se habla poco desde el punto de vista clínico y que acaba convirtiéndose en una pesadilla para quienes la padecen: la adicción al sexo. Barker ha contado en una entrevista a la BBC que todo empezó después de haber tenido a su tercer hijo. Fue en 2014, año en el que asegura que perdió el control de su vida por su adicción al sexo, algo que acabó arruinando su relación con su pareja. “Era algo compulsivo y no podía sacármelo de la cabeza. En el peor momento, incluso tener sexo cinco veces al día no era suficiente. Era lo primero en lo que pensaba al levantarme. No podía sacármelo de la cabeza, le proponía constantemente a mi pareja tener relaciones sexuales”, cuenta Barker, de 37 años, que asegura que por aquella época le habían diagnosticado depresión.

Rebeca y su adicción al sexo