LA SABIDURÍA DEL CREADOR Y REDENTOR


Juan, el discípulo amado de Jesús, definió lo que es el amor en los siguientes términos: “Este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos” (1 Juan 5:3). Luego, para que no quede duda, repite la definición del amor en su segunda epístola: “Este es el amor, que andemos según sus mandamientos” (2 Juan 6). Además, en su Evangelio Juan cita tres veces las palabras de Jesús: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15, 21; 15:10).