LA VALIDEZ CIENTIFICA DEL USO BIBLICO EN TERAPIA

LA VALIDEZ CIENTIFICA DEL USO BIBLICO EN TERAPIA

LA SABIDURÍA DEL CREADOR Y REDENTOR


Juan, el discípulo amado de Jesús, definió lo que es el amor en los siguientes términos: «Este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos» (1 Juan 5:3). Luego, para que no quede duda, repite la definición del amor en su segunda epístola: «Este es el amor, que andemos según sus mandamientos» (2 Juan 6). Además, en su Evangelio Juan cita tres veces las palabras de Jesús: «Si me amáis, guardad mis mandamientos» (Juan 14:15, 21; 15:10).


Categoría:

Descripción

NO ES UN LIBRO ANTIGUO


Gran parte de los Salmos, que son poemas y canciones como los corridos que cuentan una historia, brotaron del corazón del rey David en momentos de profunda angustia, cuando se hallaba en peligro de muerte. Así lo expresó el mismo David en su encuentro secreto con su amigo Jonatán: «Vive el Eterno y vive tu alma, que apenas hay un paso entre mí y la muerte» (1 Samuel 20:3).


El viaje HACIA el texto

La palabra «refugio» que en hebreo es hasah, que a veces se traduce como «confiar» o «confianza», se encuentra 25 veces en el libro de los Salmos y en total 37 veces en el Antiguo Testamento. Es importante recordar que el libro más citado en el Nuevo Testamento es el libro de los Salmos.

Una de las lecciones más profundas que nos enseña el libro de los Salmos es desarrollar en nuestra vida el hábito que adquirió David en medio de sus pruebas: Cuando nos acose la angustia, de inmediato y por encima de todo, buscar siempre a Dios y hacer de Él nuestro refugio; y el objeto absoluto de nuestra confianza.


El libro de los Salmos está repleto de alimento espiritual que reconforta el alma de los afligidos que aprenden a buscar allí el consuelo. En muchos de los salmos hallamos consignadas las situaciones concretas y precisas en que fueron compuestos. Es un ejemplo vívido que nos brinda la oportunidad de aprender una de las lecciones más profundas y preciosas que un ser humano puede asimilar en su existencia: Hallar en cada situación por apremiante que sea, la salida correcta para desahogar la ansiedad, el temor y el estrés.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “LA VALIDEZ CIENTIFICA DEL USO BIBLICO EN TERAPIA”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.