FACTORES CLAVE DE RECUPERACIÓN


La verdad duele cuando descubrimos la mentira en la que habíamos vivido.

 

ACTIVIDADES A REALIZAR:

  • Organizar actividades diarias
  • Visitas médicas
  • Dejar de beber alcohol, fumar o ingerir la sustancia que sea problemática
  • Dejar de consumir otras drogas. Pagar mis deudas a tiempo
  • Identificar conductas adictivas
  • Evitar estímulos directos o indirectos (cuando sea posible)
  • Usar parada de pensamiento para el craving (deseos de consumo)
  • Hacer ejercicio físico diariamente, e intentar practicar una buena alimentación
  • Hablar honestamente de mis pensamientos y conductas con mis familiares o terapeutas

¿Qué otras cosas has comenzado a hacer desde que iniciaste el tratamiento?

Construye una red de apoyo

¿Qué cosas han sido fáciles de hacer?

Meditar es muy positivo

¿Qué cosas te han requerido un mayor esfuerzo?

Una actitud positiva puede ayudar

¿Qué cosas te quedan aún por hacer, y qué necesitas para iniciar estos cambios?

Hay que romper muchos estigmas

Cosas por hacer                                         Necesito…

 

Un episodio de recaída no empieza cuando ya has consumido una droga.  Generalmente pasan situaciones significativas antes del consumo, y estas pueden indicar el inicio de una posible recaída que podría acabar en una reincidencia. Identificar los patrones de tu comportamiento te ayudará a reconocer e impedir la recaída.

La recuperación necesita acciones específicas y cambios de comportamiento en muchas áreas de la vida. Antes de que finalices el tratamiento es importante que te marques nuevos objetivos y planes. No hay otra forma de conseguir cambios reales en tu estilo de vida. Buscamos que alcances los resultados que deseas. La recuperación es un proceso para toda la vida. De verdad que puedes dejar de consumir drogas, y así comenzar un nuevo estilo de vida durante los cuatro primeros meses de tratamiento, pero la abstinencia por sí sola no es garantía de una cura real. Si se trata de adicciones sin sustancia debes cortar con la actividad adictiva.

 Como parte esencial de este proceso es importante desarrollar una conciencia clara de las cosas que te mantienen aferrado a tu recuperación, pero esto es sólo el comienzo. A medida que vayas avanzando en tu recuperación, después del tratamiento, necesitarás mucho apoyo. Además, puede que requieras hacer cosas diferentes a las que hiciste durante el tratamiento de recuperación.

Utiliza esta información para ayudarte a decidir cómo fortalecer tu recuperación. Las sesiones individuales con un terapeuta especializado en adicciones pueden ayudarte mucho. Cuando termines el tratamiento actual puedes continuar con el proceso. A menudo resulta recomendable que, llegado a esta fase del tratamiento, empieces terapia de pareja —si la tienes— con un terapeuta especializado. Él podrá ayudarte a solucionar los problemas de relación que hayan quedado pendientes.

Organizarse puede ser una tarea difícil —¡y aburrida!— si no estás acostumbrado a hacerlo. Sin embargo, es una parte importante del proceso de recuperación.  La gente con problemas de abuso de sustancias no suele coordinar bien su agenda. Organizar tu tiempo te ayudará a conseguir una abstinencia prolongada en el mejor de los casos, lo cual ya es mucho.

Si iniciaras el proceso de recuperación en un hospital, tendrías la estructura del programa de tratamiento y el apoyo necesario para dejar de consumir. Sin embargo, al estar en tratamiento ambulatorio, tú mismo tendrás que construir esta estructura para ayudarte a fortalecer tu funcionamiento diario.  Tu organización es tu estructura. Desde luego que sí. Todo lo que organizas en tu cabeza puede desvanecerse rápidamente. Si escribes lo que organizas cuando tu cerebro racional está controlado —y después haces lo que escribes— tendrás más oportunidades de conseguir lo que piensas o planificas, en lugar de hacer lo que te apetece.

Debes aprender a ser fiel con el tratamiento. Cómprate una agenda y trabaja con tu terapeuta. La organización cuidadosa de tu horario de actividades es muy importante para tratar la dependencia a sustancias. Recuerda que tu cerebro racional planifica y organiza esta agenda. Si cumples lo que planificas, no consumirás. Tu cerebro adicto quiere estar fuera de control.  No cumplir lo que has planificado puede indicar que tu cerebro adicto te está llevando hacia el consumo de drogas de nuevo, o a la actividad destructiva sin sustancia. Tú mismo.  Puedes incluir aquellas cosas que te recomiende tu terapeuta o familiares, pero la decisión final es tuya. Solo necesitas asegurarte de hacer todo lo que apuntas en tu agenda. Cumple con tu calendario e intenta no hacer cambios. Ánimo, no todo está perdido

A tu disposición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.