RECAÍDA O REINCIDENCIA


INTRODUCCIÓN

La adicción se define como una enfermedad crónica y progresiva del cerebro desarrollada a través de recaídas y caracterizada por la búsqueda del uso compulsivo de drogas o alteradores del estado de ánimo que, a pesar de las consecuencias nocivas que presentan su consumo o su comportamiento, este hábito se perpetúa, modificando la neuroplasticidad del cerebro.

La vida actual está llena de riesgos adictivos

 

LA RECAÍDA

La ciencia nos ha enseñado que el estrés, ciertas cosas o situaciones relacionadas a la experiencia con las drogas (por ejemplo, ciertas personas, lugares, cosas, estado de ánimo) y la exposición a las drogas, son los factores más comunes que producen una recaída. Se están desarrollando medicamentos que interfieran con estos factores, para ayudar a los pacientes a mantener la recuperación. Es importante destacar éste apartado. No es nada fácil superar la adicción, cualquiera que sea, especialmente de una sustancia como el alcaloide de la cocaína, como hemos visto, forma parte del cerebro y de la información inconsciente y sus estímulos.

 LA RECAÍDA DE ÉXITO TERAPÉUTICO

En consecuencia, la recaída no debe considerarse como el fracaso del tratamiento; sólo indica que éste tiene que repetirse. la adicción es una enfermedad y que la recaída forme parte de ella es normal y un tratamiento exitoso no debe medirse sólo por la abstinencia, sino por la disminución de las recaídas, así como de su gravedad y duración y por la nueva calidad de vida en la que se está inmerso. En este sentido Logan había aprobado con buena nota. Esto realmente mejora la condición de salud y los periodos de abstinencia incrementan la esperanza de vida. Drogarte no te hará una persona más madura. Ser maduro no significa tomar decisiones arriesgadas porque sí, sino arriesgarse porque vale la pena hacerlo de verdad y no para sentirte en las nubes por un minuto. Para disfrutar de la vida, ahora necesito utilizar todos mis sentidos de manera consciente. Prefiero quedarme con un solo recuerdo lúcido, que tener miles de ellos borrosos y no solo borrosos sino especialmente dolorosos. Las drogas son las enemigas del futuro y de la esperanza, y cuando luchamos contra ellas luchamos por el futuro, todos debemos hacerlo desde diferentes frentes. ¿Qué puedes hacer tú por mejorar o educar en tu comunidad, en tu hogar, en tu vida?

Casi todos los pacientes recaerán. Rompamos ese estigma

LA NECESIDAD  DE LA RECAÍDA

Cada sujeto debe buscar su propia estrategia dentro de los parámetros del tratamiento, pero es precisamente en aquello que a uno lo define donde se debe encontrar el éxito. Las recaídas dan mucha información al respecto. Mirad, Logan, por ejemplo, no consumía diariamente pero cuando caía lo hacía compulsivamente. No podía consumir para hablar con nadie o para trabajar o para salir de fiesta o para estar en Tv, lo hacía para aislarse y autodestruirse a través de la pornografía, por ejemplo, pero otros casos son todo lo contario. Algunos necesitan cada gramito diario para ir a sus trabajos hasta que los pierdan claro, otros se drogan antes de ir a un programa y ser tertulianos, hay un sinfín de estéticas y modos de consumos muy diferentes entre sí.

LA REINCIDENCIA

El 70 por ciento de los pacientes son reincidentes . Son datos oficiales, de la Evaluación de Programas de Tratamientos realizada por el Observatorio de Drogas.

“El porcentaje de adictos que no se recupera es mínimo”, asegura Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández. Damin cree que esas “recaídas” no son tales sino que forman parte del proceso de recuperación y que antes de hablar de adicciones, lo primero es distinguir entre un consumo problemático y uno no problemático. “Un chico que fuma un porro de vez en cuando no es un adicto, tampoco el que toma cuatro pastillas de éxtasis por año, e incluso a la guardia llegan chicos con una intoxicación aguda y no por eso son adictos”.

 

Entonces, para hablar de adicciones, lo primero es definir a quien se considera adicto.

“Se tienen que dar tres condiciones: la dependencia física y psíquica de una sustancia, que esa sustancia tenga efectos sobre la persona, y que exista un entorno que lo favorece. Si alguna de esas tres cosas no se da, no podemos hablar de un adicto”.

 

Los especialistas hablan de una “memoria química”, huellas que las adicciones dejan en el cerebro. De como se logren dominar esas marcas, dependerá cuán lejos se pueda mantener a la adicción.

De acuerdo al informe del Observatorio, alcohol y pasta base mantienen los mayores niveles de reincidencias.

La diferencia entre la recaída y la reincidencia consiste en que mientras que la recaída es un accidente del que se debe aprender la reincidencia exige intervención

No dudes en llamarnos y en compartir tu experiencia con nosotros

3 comentarios de “LA GRAN ENCRUCIJADA

  1. Leonardo Pesca MI CEL ES 094063820 dice:

    ESTOY TENIENDO PROBLEMAS DE CONSUMO DESPUÉS DE HABER ESTADO 6 MESES LIMPIÓ SE ME ESTA LLENDO DE LAS MANOS GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.