AMANDO DE FORMA ADICTIVA


Hay personas que están «enganchadas» al amor. La dependencia emocional transforma el deseo en necesidad, y las relaciones de pareja se vuelven destructivas. El dependiente no nace, se hace, y es una conducta que tiene solución.

Si pudiera dominarme durante una hora, sería capaz de cambiar mi destino.

Las relaciones emocionales contienen un alto poder adictivo si no se desarrollan en las mejores condiciones. Confundir el amor con la necesidad física, la atracción física o sexual puede ser un serio problema adictivo. Los adictos al amor como los adictos a cualquier sustancia o hábito, pasan mucho tiempo esforzándose por la persona a la que son adictos. Estas personas, valoran el amor hacia el otro por encima de sí mismos, y su enfoque en el amado es obsesivo. A veces, niegan que exista una adicción y que es un concepto inventado pero lo cierto es que se sufre demasiado en este tipo de relaciones

Relaciones emocionales y adicción

La adicción en una relación de pareja es una manera de morir, porque se doblega el Yo a la voluntad de otro para lograr “sobrevivir”. Cuando el apego está presente, entregarse, más que un acto de cariño desinteresado y generoso, se vuelve una entrega absoluta guiada por el miedo, aceptando lo que sea para conservar “la ganancia” que proporciona la relación. La psicóloga Gabriela Gómez, de Blua define a una persona adicta al amor como alguien “extremadamente dependiente de su pareja sentimental que necesita controlar en todo momento su relación” y que ha perdido la capacidad de tolerar la individualidad y el espacio del otro. 

Una vez que aceptamos que incluso entre los seres humanos más íntimos siguen existiendo unas distancias infinitas,podemos vivir maravillosamente uno al lado del otro. Siempre que tengamos éxito en amar la distancia que hay entre uno y otro, cada uno de nosotros será capaz de ver al otro como un todo reflejado en el cielo
Rainer María Rilke

Cómo superar un problema de dependencia emocional

1-. Relaciones concretas o fantasiosas:

  • PROYECCIÓN. La adicción en las relaciones de pareja se construye sobre las proyecciones. Se entrega el poder de la vida propia a la voluntad del otro, cuando más se depende de otra persona para que otorgue seguridad, menos seguro se siente alguien.
  • FISIOLOGÍA. Nuestro cerebro va habituándose a una nueva forma de recibir premios y castigos emocionales
  • COMPULSIVIDAD. Vivimos episodios de pérdida de control sobre la misma situación una y otra vez
  • MOTIVACIÓN. Se verá desbordada aún cuando sepamos que esa relación no debe continuar
  • CONTROL. Cada vez será más difícil poder controlar nuestra vida emocional y sus consecuencias

2-. Observa estos consejos

  • Pérdida de autoestima y control en la propia vida, codependencia.
  • Dependencia psicológica y emocional del otro
  • Miedo a la vida, porque no se imagina la existencia sin la pareja
  • Celos y control enfermizo
  • Pérdida de fuerza y energía para cumplir metas y sueños
  • Depresión y conflicto emocional

3.- Aplica estas decisiones

Aprender a superar los miedos que se esconden detrás del apego, mejorar el estado de ánimo, levantar la autoestima y desarrollar estrategias de resolución de problemas y un mayor autocontrol, y todo esto deberá hacerlo sin dejar de sentir lo que siente por él puede resultar complejo y adictivo por el miedo a sufrir

Desarrollar la inteligencia emocional y espiritual, profundizando en las emociones sin reprimirlas, observar el mensaje que traen. Atreverse a realizar prácticas espirituales (como la meditación y el servicio desinteresado)

Es necesario construir una relación sana en donde hay conexión pero no apego, la vinculación implica estar juntos y disfrutar de la compañía, sin usar al otro para que cubra las carencias personales

Fortalecer tu mundo interno, descubrir tus vacíos existenciales y atreverte a vivir con ellos, con alegría, aceptación e inclusive diversión

Dale nombre a tus miedos, sin culpar a nadie

Permite la existencia de tus miedos, sintiéndolos plenamente, sin juzgarlos… sin identificarte con ellos y sin negarlos

Enfrentarse al miedo al abandono, reconociéndolo y aprendiendo a satisfacer las necesidades por ti mismo

Aprende a estar solo, necesitas tiempo para explorar las profundidades de tu ser y tu corazón. Esos períodos de soledad te sirven para localizar nuevas fuentes de creatividad y de conocimiento de ti mismo

A modo de conclusión:

  • Olvídate de los problemas de la otra persona, ocúpate de tus asuntos y deja de mirar los de él o ella.
  • Deja de hacerte la víctima y evita ver al otro como el desvalido o protector 
  • Observa lo que le está sucediendo al otro para entender cómo él también está inmerso en esta conducta

Conseguirlo uno solo es una posibilidad cuando no hay adicción sino habituación a algo que por el motivo que sea decido que ya no exista y lo consigo con la fuerza de voluntad pero porque no existía la adicción, si existe nadie podrá nunca salir adelante solo. Es una enfermedad emocional en desarrollo

En el tratamiento de esta adicción es imprescindible empezar por el reconocimiento de la enfermedad y de los pensamientos y sensaciones asociados a la adicción. Las estrategias cognitivas, terapias grupales, de familia/ de pareja, tienen por objetivo aprender habilidades para mantener la abstinencia y modificar las creencias y pensamientos erróneos que los pacientes tienen acerca del amor y las relaciones.

Tanto la aceptación como el rechazo hacen subir la adrenalina de la persona, y ambas son igualmente excitantes para el adicto. La adrenalina nos engancha a la idea y a la vuelta y seguimos enganchados cuando rompemos” (David Richo 2002)

dependencia emocional
No sufras más

By Diego Calvo Merino

Teólogo especialista en adicciones. Educador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.