IDENTIFICACIÓN DE ROLES


En el estudio de las familias, conocer cuál es la estructura familiar es uno de los pasos iniciales. Conocer el rol que cumplen cada uno de los integrantes de la familia será importante para tener una mejor visión del funcionamiento familiar.

 

  • EL ADICTO: Sujeto y objetivo. Vive en negación o en victimismo. Vive una realidad hacia el exterior muy diferente que hacia el interior. Hay dolor, culpa, mentira en el interior y en el exterior hay ira, encanto, rigidez. Trabajamos romper el interior.

 

  • El FACILITADOR principal: que no pone límites, que le da todo, que sucumbe al chantaje, a la manipulación (madre, esposa, etc.,) Vive en la culpa, la rabia, el remordimiento, la protección, la ira. Es el codependiente. Es muy amable en el interior, siente culpa, miedo, dolor, ira y en el exterior no tiene fuerza, victima, todos tienen que estar bien, se culpa, etc., Es frágil emocionalmente, mártir, controla, manipula, chantajea

  • EL CHIVO EXPIATORIO: Se lleva la peor parte por los fallos, debilidades o errores de la familia. Es la “oveja negra” de la familia, el cordero que se sacrifica cuando se buscan culpables. Vive en el rechazo, la ira, el miedo, el dolor. Necesita desarrollar tolerancia y paciencia. Dentro soledad, miedo al rechazo, baja autoestima. Fuera le importan lo que digan de el sus amigos, introvertido, problemas con la ley, mal humor, caos, mal comportamiento

 

  • EL HÉROE: Recibe elogios y aprobación en el que nada debe ir mal. Muy responsable, vida independiente pero no es consciente de su rol de implicación. Debe dejar de juzgar e implicarse. Hacia fuera vive de la aprobación, del éxito, es responsable, ordenado, especial, vive lejos de la familia y dentro vive soledad, está herido emocionalmente. Usual en famosos y de alto poder adquisitivo. Muy complicados. Tiene presión de ser siempre exitoso, confundido y herido

 

  • LA MASCOTA: Lleva las esperanzas y los sueños del pasado y del futuro de la familia y debe aprender a decir NO y cuidar ese “humor”. Hacia dentro tiene miedo, inseguridad, confusión, soledad, patología dual y hacia fuera son frágiles, graciosos, atraen la atención, humor cansino, agotados, buscan la aprobación de los demás y quieren caer bien a todo momento

 

  • EL NIÑO PERDIDO: Carece de poder por decisión propia y por falta de uso de voz y voto y aparase como víctima silenciosa. Suele tener sobrepeso, introvertido, distante, silencioso y vive la rabia y el miedo. Necesita estar con la gente, hablar sobre si mismo con más frecuencia. Dentro tiene miedo al compromiso emocional, soledad, ira, relaciones de amor difíciles, No soy suficientemente valido. Hacia fuera es callado, distante, gordito, independiente, rechazado por otros

 

Prueba hablar conmigo

Sin culpar, juzgar ni avergonzar, con este portal he encontrado un modo diferente de enfrentar mi adicción

Llámanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.