CUANDO NO SE QUIERE RECIBIR AYUDA