S谩b. Dic 5th, 2020

Las TIC llegan a nosotros

Bienvenid@s a nuestro campus sobre adicciones

EL ABUSO tecnol贸gico genera ansiedad

El ordenador, el m贸vil, internet, los videojuegos, las redes sociales en definitiva las nuevas tecnolog铆as nos acompa帽an en el d铆a a d铆a con el objetivo de facilitar la comunicaci贸n y relaci贸n con los dem谩s u ocupar nuestro ocio. Sin embargo existe la posibilidad de hacer un uso abusivo de las mismas que puede desembocar en una conducta adictiva.

Entendemos por adicci贸n a las nuevas tecnolog铆as un uso abusivo de este tipo de dispositivos que puede llegar a condicionar la vida de la persona.

En este contexto, Internet y el tel茅fono m贸vil merecen una atenci贸n especial.

1.1.1 Internet

Seg煤n la OMS en nuestro pa铆s entre el 6% y el 9% de los usuarios que hacen uso de internet pueden presentar una conducta adictiva.

La participaci贸n del sujeto en este tipo de adicci贸n puede ser considerada pasiva o activa.

La adicci贸n activa provoca un desorden en el individuo que le lleva en muchos de los casos al aislamiento social, problemas econ贸micos, laborales e incluso psicol贸gicos.

Por otro lado la adicci贸n pasiva hace que el individuo posponga sus tareas o acciones, pero sin llegar al desequilibrio total de su vida.

La dependencia y los efectos perjudiciales son los elementos diagn贸sticos presenciales que se presentan en una conducta adictiva.

  • Dependencia psicol贸gica: deseo, pulsi贸n irresistible y ansiedad, cambios en el estado an铆mico. Se produce un placer o alivio de todos estos s铆ntomas al realizar la conducta e impotencia, irritabilidad y agitaci贸n si no se lleva a cabo.
  • Efectos perjudiciales: alteraci贸n grave del 谩mbito personal, social y laboral del individuo.

Entre los s铆ntomas que presenta la persona con adicci贸n a nuevas tecnolog铆as y concretamente a internet se encuentran los siguientes:

  • La actividad se convierte en lo m谩s importante, es decir, hay un pensamiento constante de querer conectarse a la red.
  • El sujeto se muestra irritado y alterado cuando no est谩 conectado.
  • La red social en la que est谩 inmerso gira entorno a internet (amigos, contactos, ocio鈥).
  • Existe altibajos en el estado de 谩nimo.
  • El tiempo de conexi贸n es elevado y no existe control sobre el mismo.
  • El sujeto pierde la noci贸n del tiempo.
  • En algunas ocasiones puede no discernir de manera clara entre el mundo virtual y el mundo real.
  • A largo plazo el aislamiento puede desembocar en soledad, depresi贸n y alteraciones de car谩cter psicol贸gico.

Cuando la conducta adictiva ha hecho aparici贸n se observan en el individuo s铆ntomas de abstinencia tanto f铆sicos como psicol贸gicos por ejemplo cuando se ve obligado a interrumpir la conexi贸n, al no poder llevarla a cabo o incluso debido a la lentitud de la misma. Para conseguir la excitaci贸n inicial, que como ocurre en la adicci贸n a sustancias decae por el efecto de la tolerancia, se recurre a tener un tiempo de conexi贸n cada vez mayor. La tolerancia y la abstinencia son dif铆ciles de evaluar, al igual que sucede con la adicci贸n al juego por ejemplo.

Teor铆as explicativas de los factores de riesgo en las conductas adictivas

Desde las teor铆as psicol贸gicas se explica la vulnerabilidad psicol贸gica del individuo para caer en una adicci贸n desde el punto de vista de los rasgos de la personalidad o los estados emocionales. La adicci贸n puede explicarse mediante el reforzamiento positivo, es decir desde las consecuencias reforzantes que encuentra el individuo al realizar la conducta. Otras corrientes psicol贸gicas lo explican desde el reforzamiento negativo, el individuo evita el malestar que le produce el s铆ndrome de abstinencia por no estar conectado a internet.

Por otro lado las corrientes del condicionamiento cl谩sico, concretamente el modelo de tolerancia condicionada y el s铆ndrome de abstinencia condicionada explican la adicci贸n como un refuerzo condicionado, cuando la conducta de conectarse a internet (est铆mulo ambiental) adquiere propiedades reforzantes.

Las teor铆as sociales se centran en explicar la adicci贸n desde el punto de vista de la disponibilidad de acceso, en aspectos culturales y econ贸micos del individuo. Distingue entre factores micro situacionales que son m谩s espec铆ficos y los m谩s pr贸ximos y factores macro situacionales (factores m谩s situacionales y globales).

1.1.2 Tel茅fonos m贸viles

El tel茅fono m贸vil es otro dispositivo que utilizamos de manera habitual y diaria y que en poco tiempo se ha convertido en un objeto social y personal dominante. Se utiliza para mantener principalmente contacto constante con otras personas ya sea a trav茅s de aplicaciones o de redes sociales.

Se considera que el individuo tiene una adicci贸n incontrolada al m贸vil cuando es incapaz de hacer nada sin 茅l. Se trata de una dependencia psicol贸gica que se presenta con sentimientos de inseguridad, ansiedad, alteraciones del estado de 谩nimo derivados de la incapacidad de control sobre el uso del dispositivo.

El propio individuo establece pautas de restricci贸n como desconectar el sonido, bloquear la ampliaci贸n de cuota de datos u otras para intentar recuperar ese control sobre el uso del m贸vil, pautas sin 茅xito en muchos de los casos ya que es el propio individuo es el que levanta dichas restricciones.

Una Tecnosfera

Efectos negativos de la adicci贸n al m贸vil son:

  • Aumento del gasto econ贸mico sobre cuotas con la compa帽铆a telef贸nica.
  • Infracciones de uso del m贸vil en lugares restringidos.
  • Riesgo de accidentes de tr谩fico por el uso del m贸vil.
  • Alteraciones de los patrones de sue帽o y descanso.
  • Problemas en el 谩mbito laboral: impuntualidad, uso indebido en el centro de trabajo.
  • Problemas sociales y personales: abandono de las relaciones de amistad y aislamiento.
  • Dificultad de expresi贸n de habilidades en el trato personal.

El estudio llevado a cabo por la Oficina del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid 鈥淟a telefon铆a m贸vil en la infancia y adolescencia鈥 realiza un trabajo de campo entre los principales actores implicados en el uso de la telefon铆a m贸vil, es decir, los menores, los padres y las compa帽铆as de tel茅fonos m贸viles del que se derivan las siguientes conclusiones:

Surge un elevado consenso en el grupo de progenitores de muestra en que fue la presi贸n de los hijos la que determin贸, en primer lugar, la adquisici贸n de su tel茅fono m贸vil, seguido del inter茅s por la localizaci贸n permanente y control de los hijos, considerando que la compra del tel茅fono m贸vil se entienda como una inversi贸n en su seguridad.

Desde el punto de vista de las compa帽铆as, alguna de ellas pone de manifiesto que es consciente de que los ni帽os acceden a la telefon铆a m贸vil cada vez a edades m谩s tempranas y consideran necesario tomar ciertas medidas en este sector de la poblaci贸n.

Otro dato concluyente del estudio es que existe una relaci贸n directamente proporcional entre la edad y el uso del tel茅fono m贸vil. De este modo los menores de 10 a帽os afirman utilizar el tel茅fono m贸vil menos de una hora al d铆a, mientras que los adolescentes y j贸venes afirman utilizar el tel茅fono m谩s de 5 horas al d铆a.

A pesar de contar con estudios como el mencionado anteriormente en nuestro pa铆s no se dispone de literatura cient铆fica que contenga datos fiables sobre la prevalencia de la adicci贸n al m贸vil.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Share on telegram
Ll谩manos
Share on whatsapp
Consulta
Conf铆a en mi experiencia