Introducción al trastorno adictivo

En la sociedad actual los trastornos adictivos derivados del consumo de sustancias o el uso abusivo del juego, internet o las compras siguen constituyendo un importante problema social.


La persona adicta pierde absolutamente el control y su comportamiento se centra en torno a la práctica de la conducta adictiva algo que le reportará importantes problemas personales, sociales, económicos, laborales…


Examina el tipo de comportamiento que se produce en una adicción


¿Qué se entiende por droga?


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), droga es toda sustancia que introducida en el organismo por cualquier vía de administración, produce de algún modo una alteración del natural funcionamiento del sistema nervioso central del individuo y además es susceptible de crear dependencia, ya sea psicológica, física o ambas.


Al mismo tiempo veremos otros conceptos relacionados con el uso y abuso de drogas y otras adicciones como:


  1. Dependencia física: estado fisiológico alterado que se manifiesta cuando se suprime bruscamente el consumo de la droga, pudiendo aparecer intensos trastornos físicos, como el llamado síndrome de abstinencia agudo, y que desaparecen cuando se reanuda el consumo de la misma. Se usa frecuentemente como sinónimo de adicción.
  2. Dependencia psicológica: necesidad irreprimible de buscar, obtener y reiniciar el consumo de la sustancia de forma regular o continuada para producir placer o evitar el malestar. Se utiliza como sinónimo de hábito, es decir, conducta repetitiva motivada en un principio por la falta de sustancia en el cuerpo y posteriormente por la exposición a estímulos y conductas que RECUERDAn el consumo.
  3. Tolerancia: proceso por el cual el organismo se habitúa al uso continuado de una sustancia, con lo que para conseguir los mismos efectos a nivel orgánico o psicológico que se alcanzaban anteriormente con una dosis mínima, ahora el individuo debe tomar una dosis mayor. De esta forma el organismo requiere cada vez y progresivamente una mayor cantidad de droga.
  4. Abstinencia: conjunto de síntomas y signos desagradables de carácter físico y psicológico que aparecen cuando, de forma brusca, se deja de consumir la droga que se tomaba habitualmente y de la que se es dependiente.


La EDAD media de
inicio del consumo es de 13 años


Tipos de consumo:


  • Consumo experimental: consumo de una sustancia de modo casual y esporádico, y tras esa primera experiencia no se vuelve a consumir.
  • Consumo ocasional: el consumo se realiza sin una continuidad, sin que lleguen a aparecer síntomas de tolerancia.
  • Consumo habitual: consumo de una droga frecuentemente, apareciendo tolerancia pero sin llegar a la dependencia en su totalidad, aunque ya puede empezar a observarse un cierto deterioro en el funcionamiento personal.
  • Consumo compulsivo o abuso: se refiere el consumo de una droga reiterado e inadecuado, dañando o amenazando con dañar la salud física, mental o el bienestar social del individuo. El uso continuado de la sustancia produce dependencia y tolerancia y su no consumo produce síndrome de abstinencia.


En el tema de drogas, el DSM-5 ha supuesto cambios significativos en relación al DSM-IV. Ahora el capítulo pasa a denominarse “Trastornos relacionados con sustancias y trastornos adictivos”.


Dicho capítulo se estructura en dos grandes grupos: por una parte, los trastornos relacionados con sustancias, donde quedan incluidos los trastornos por consumo de sustancias y los trastornos inducidos por sustancias quedando divididos a su vez en intoxicación, abstinencia y los trastornos mentales inducidos por sustancias que aparecen especificados en su capítulo correspondiente; y el otro grupo el destinado al juego patológico, enmarcado dentro del epígrafe Trastornos no relacionados con sustancias.


Criterios diagnósticos del DSM-5 para el trastorno por consumo de sustancia

Observa estos indicadores

  • Tolerancia.
  • Abstinencia.
  • Consumo de grandes cantidades de sustancia o lo hace durante un tiempo más prolongado de lo previsto.
  • Deseos insistentes de dejar o regular su consumo y relata esfuerzos fallidos por disminuir o abandonar este.
  • Inversión de gran parte del tiempo intentando conseguir la droga, consumiéndola o recuperándose.
  • Deseo intenso de consumo.
  • Deterioro social:
  • El consumo recurrente puede llevar al incumplimiento de deberes en los ámbitos académicos, laborales o domésticos.
  • Puede seguir consumiendo a pesar de los problemas recurrentes o persistentes en la esfera social o interpersonal causados o exacerbados por los efectos del consumo.
  • Se reducen o abandonan importantes actividades sociales, ocupacionales o recreativas debido al consumo de sustancias.
  • Consumo de riesgo:
  • Puede producirse un consumo recurrente de la sustancia incluso en situaciones en las que provoca un riesgo físico.
  • La persona consume de forma continuada a pesar de saber que padece un problema físico o psíquico recurrente o persistente que probablemente se pueda originar o exacerbar por dicho consumo.
  • Criterio farmacológico:


 

Accede a más información sin compromiso

2 comentarios de “Introducción al trastorno adictivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.