Dom. May 16th, 2021
Bienvenid@s a nuestro campus sobre adicciones

PARTICIPA DE LA VIDA DEL ADOLESCENTE


Y es que no hay una varita mágica para evitar que los adolescentes usen drogas. Sin embargo, las investigaciones indican que los padres tienen una influencia muy grande sobre sus hijos adolescentes, ¡aun cuando no lo parezca! Así que hablemos abiertamente con nuestros hijos y participemos activamente en su vida. Eso es más importante que la hipoteca de la casa, ya que es la hipoteca del futuro emocional de nuestros hijos. Yo hubiera dado media vida por haber tenido un diálogo efectivo emocional a tiempo con mis padres, y creo que en este apartado todos, padres y educadores, podemos contribuir a la prevención en lo que concierne a la formación. Esa razón es suficiente para tener conversaciones con nuestros hijos, a pesar de que resulte difícil en ocasiones. Porque nunca es tarde para empezar.

Como ocurrió en mi caso, tanto el adolescente como el adulto se suelen acercar al peligroso mundo de la adicción sin saberlo o sin percibir el riesgo, por curiosidad, por desafíos, por la búsqueda del placer, por encontrar consuelo o encontrar seguridad o simplemente por evasión. Motivos que pueden parecer inocentes y sinceros, pero que, primera gran paradoja, buscando algo provechoso desembocan en algo que puede llegar a ser tremendamente negativo.

Para lograr el éxito es preciso un cambio de vida y una abstinencia absoluta. No solamente un estilo de vida nuevo, sino que a veces es necesario un cambio literal de vida, del lugar donde uno vive, incluso si eso exige el abandono del centro donde se estudia o del lugar de trabajo. El adicto no podrá volver a consumir ocasionalmente sin perder el control. Lo sé por experiencia y por eso me esfuerzo cada día por mantenerme abstinente y mi cerebro me lo agradece a la vez que se adapta a una nueva vida mucho más pura y eficaz. Lloré amargamente y sufrí un daño psicológico irreversible, al enfrentar tantas emociones contrastadas, pero experimenté también la asombrosa capacidad que tiene el cerebro para adaptarse y sobrevivir. En ello reside la clave para la victoria.

Acompáñame para viajar por los pensamientos de un adicto, por las situaciones menos divulgadas y por las más paradójicas que enfrenta un enfermo de este tipo, y busquemos respuestas para educar a nuestros hijos para que sean triunfadores. En nuestro caminar nos detendremos también en las adicciones a procesos y las adicciones sin sustancia. Un viaje juntos, porque es entre todos que debemos luchar contra esta lacra social y familiar, en la que tu participación es sumamente importante. Pasé por experiencias indescriptibles alguna de ellas y seguro que siempre hay alguien que lo pasa peor, pero al final cada uno es uno mismo y sus circunstancias. Puedo aseguraros que deseo apoyar un esfuerzo educativo contra este grave problema y ante el cual sucumbí por un tiempo. No hay matemáticas en una adicción, sumar es restar y después restar sumará. Multiplicas un dolor que debía dividirse y divides una identidad que debería mantenerse igual a la realidad. En el mundo de las adicciones la lógica matemática universalmente aceptada no funciona. ¿Te gustaría participar en nuestro proyecto?

DESCARGA ESTOS PRIMEROS PASOS Y PREGUNTAS
Share on telegram
Llámanos
Share on whatsapp
Consulta
Confía en mi experiencia